EL GRAN MISTERIO DE LA MONA LISA


La Mona Lisa es una de las pinturas más famosas, misteriosas y relevantes en lo que se refiere a obras pictóricas; esta obra nunca ha sido tasada, es decir, nunca ha tenido valor comercial. Obra que se le atribuye a Leonardo Da Vinci, uno de los grandes pintores en la historia del arte. Actualmente localizada en el Museo del Louvre en Francia, de donde fue robada el 21 de agosto de 1911 por Vicenzo Peruggia, quien al parecer, desempeñaba un cargo laboral en el mismo museo donde cometió el delito.

Características de la obra

El cuadro de La Mona Lisa es una obra hecha sobre una delgada tabla de madera de Álamo de 77×53 cm, en el que se retrata a una mujer florentina llamada Monna Lisa di Antonio Maria. Según Giorgio Vasari, gran teórico del renacimiento, Mona Lisa nación el 15 de junio de 1479 en el barrio del Espíritu Santo en Florencia (Italia), y murió el 15 de julio de 1542 a los 63 años de edad en el Convento de Santa Ursula de Florencia (Centro del Norte de Italia). Vasari comenta también que la Gioconda, apodada así por haber contraído matrimonio con un comerciante llamado Francesco di Bartolommé di Zanobi, Márquez del Giocondo, hija de Antonio Maria di Nolfo Gherardini, tenía una edad comprendida entre los 25 y 30 años en la época en la que la pintura estaba siendo elaborada.

Descripción de la obra

En los detalles del cuadro podemos describir a la dama sentada en un sillón, y apoya sus brazos en los antebrazos del asiento. Mona Lisa tiene las manos entrelazadas y posicionadas sobre el estómago. De fondo se puede apreciar un paisaje con abundante neblina y rocas, típico de Leonardo, ya que le proporciona una característica romántica que se ve resaltada por la manera en que se combinan el personaje y el paisaje.

dayve.jpg

La Gioconda

 

 

 

dayve4.jpg

Detalle del rostro

 

 

 

dayve5.jpg

Detalle de las manos

 

 

 

 

Giorgio Vasari, teórico mencionado anteriormente, comenta que Leonardo trabajó en la obra de La Mona Lisa alrededor de cuatro años. También habla acerca de cierto valor sentimental de parte de Leonardo hacia la obra, hecho que se comprueba porque Da Vinci lleva la pintura a Francia y nunca se separa de ella.

Teorías propuestas acerca de la sonrisa de La Mona Lisa

Con respecto a la sonrisa de Mona Lisa se han propuesto diferentes teorías en las que se mencionan las características fundamentales de la misma. Una de ellas las propone Margaret Livingstone, experta en percepción visual, quien dice que si observamos directamente hacia la misteriosa sonrisa de La Gioconda, ésta nos dará la impresión de que simpatiza con nosotros, pero si observamos el cuadro como tal, la pintura reflejará un sentimiento inexplicable, es decir, parecera que la dama no expresa ningún tipo de emoción.

dayve3.jpg

Por otro lado, Swart y Gerald Holzman en el año de 1987, hacen un análisis en computadora, a partir del cual, deducen que el cuadro pintado por Leonardo es sólo su mismo retrato, es decir un autorretro. Ellos principian una teoría en la que argumentan que el dibujo del autorretrato de Leonardo se funde perfectamente con la pintura de La Mona Lisa. También mencionan algunas características físicas de ambas imágenes que ayudan a reafirmar la tería propuesta por Swart y Gerald.

Detallando la pintura con más cuidado podemos notar que la dama retratada usa un velo de gasa fina y transparente, adherido a la blusa, y que era típico en las mujeres de su época que estaban embarazadas o que habían acabado de dar a luz.
Al igual que gran cantidad de obras, sólo existen hipótesis acerca de este enigmático cuadro de La Mona Lisa, es decir, nada de lo planteado por muchos especialistas es cien por ciento comprobable.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: